Marina - Cagliari

RICERCA HOTEL


Arrivo
Partenza

Informaciones útiles:

algunas informaciones prácticas para visitar Cagliari

Lea »

News

Atención al cliente

Atención al cliente

Marina - Cagliari

 

Porto

Encerrado entre las tres grandes arterias urbanas de Largo Carlo Felice, Viale Regina Margherita y Via Roma, es el barrio que se asoma sobre el puerto y por esta posición siempre ha sido muy vivaz: de sede histórica de los trabajadores portuarios y de los negocios comerciales alrededor del puerto, se ha quedado como una de las zonas más traficadas de la ciudad.
Ahora es, sí, el shopping center de Cagliari, pero merece seguramente de ser mencionado por muchas más válidas razones.
Como su “fachada”, Via Roma, el paseo maritimo en estilo boulevard que se asoma sobre el puerto con los hermosísimos edificios de fin siglo XIX y comienzos XX (y con algunos pocos oprobios modernos): es el lugar ideal para tomarse un café o un aperitivo bajo los pórticos.
O, dejandose el mar a las espalda se puede ir en el corazón del barrio, que tuvo que luchar contra el riesgo degradación después de los bombardeos de la última guerra pero que, no obstante algunos sus edificios hayan tenido que revisitar su función tradicional bajo el implacable amenazar de la modernidad – mire el Mercado Viejo reemplazado por una teoria de institutos bancarios o viejos cines transformados en boutique – ha mantenido un cierto fascino. Hospeda en efecto muchos albergues históricos, que han visto entre sus ilustres huéspedes grandes literarios de los dos siglos pasados, y numerosas iglesias, como Sant’Eulalia, Santa Rosalia, Santi Giorgio y Caterina, Sant’Agostino, algunas de las cuales han constituido el centro de recogida de las diferentes comunidades (siciliana, genovesa..) establecidas en Cagliari para motivos económicos y comerciales.
Pero sobretodo, por cuánto breve y fugaz pueda ser su visita en la ciudad, traten de hacer caber almenos un almuerzo o una cena en una de las muchas tratorías de pescado que se encuentran en las callecitas situadas detrás de las avenidas principales de la Marina: aconsejar algunas en particular es muy difícil, la calidad es para todas mediamente muy alta y los precios decisamente populares. La mejor solución es hacerse guiar por sus propios gustos y por las comidas del día.